martes, 13 de enero de 2015

Liverpool Experience

























Buenos días amores, hoy os traigo un post que hace unos meses he querido compartir con vosotros pero me ha sido un poco imposible. Si, os hablo de mi experiencia en Liverpool, si todavía no lo habéis visto os animo a todos a que vayáis ya que fue una experiencia súper emocionante. Nosotros llegamos a Birmighan primero, hicimos un vuelo directo, Málaga-Birmighan que duró unas tres horas. Tengo que decir que fuimos con Ryanair, y la verdad que estupendamente y nos salió bastante barato.
Bueno al llegar allí, como podéis ver era de noche y no penséis que llegamos muy tarde serían las siete de la noche pero si habéis estado alguna vez en Inglaterra sobre las ocho o nueve ya están cenando.
Dejamos maletas en el hotel Britania, justo enfrente de Primark (prometo que no lo hice a propósito), y anduvimos hasta llegar al mercado de Navidad. La verdad que es precioso y en las fotos no se aprecia porque es de noche y ahí poca luz, por ello os digo que lo teneis que visitar.
Nos paramos en un puesto de salchichas alemanas, que por cierto no me enteraba de lo que me decían, unas jarras de cervezas y a andar por Birmighan nocturna, pero por poco rato ya que nos teníamos que acostar que el tren de Liverpool salía a las ocho de la mañana.

Día dos, nos levantamos a las seis de la mañana, compramos un café de Starbucks (especial navidad que estaba súper bueno), y marchamos hacia coger el tren. El camino no se hizo nada largo a las once ya estábamos en Liverpool. Allí quedamos con un grupo de españoles que conocí por internet junto a un historiador que nos contó un poco de la historia de Liverpool, y sobre todo en castellano, porque esto era como los andaluces cerrados, un vasco del norte o un catalán independentista, osea que no me enteraba de papa de lo que me decían.

Lo primero fuimos a ver las tumbas dónde se dice que fueron las víctimas de Jack el Destripador, el monumentos a los muertos en un partido de fútbol, las calles llenas de ladrillos rojos, una vieja en un banco en memoria de unas de las canciones de los Beatles y llegamos … La calle de los Beatles, una calle llena de pubs para tomarte una buena pinta y disfrutar de música en directo en la Cavern, pero esto lo dejaríamos para más tarde íbamos a seguir viendo.


Nos presentaron a la primera reina de Inglaterra o …. Rey?, no se sabe muy bien observar vosotros mismos. Las grandes catedrales, los edificios de bolsa, el ayuntamiento y para Albert Duck, sí queréis comprar algún souvenir os aconsejo que lo hagáis aquí porque yo no encontré mucho más. Aquí esta el museo del Titanic, y fantásticos sitios dónde comer y no muy caro. Hay que decir que en Liverpool las cosas son muchas más baratas que lo que es Londres.

Y como era un billete de ida y vuelta en un día, volvimos a la Cavern a tomarnos unas pintas y escuchar música en directo, visitamos el gran Primark, Poundland para hacer algunas compritas, cenamos en un Pizza Hut (que si encuentras menús son bastantes asequibles) y comenzamos la vuelta hacia Birmighan otra vez.


Espero que os haya gustado mi viaje fugaz para mí fue una experiencia intensa pero preciosa. Feliz día.

Para el outfit de este día elegí unos pantalones de terciopelo de Pull&Bear, unas botas estilo Timberland de Marypaz, una parka de Zara y sobre todo gorro, bufanda y guantes de Primark que con la humedad que hace allí lo agradeceréis.

Buscar entradas

Buscar este blog